Próximo destino: Miami y Disney

     Entre los días más felices de nuestras vidas (quitando los obvios de nacimientos y casamientos) están aquellos en que armamos el equipaje para un viaje porque sabemos que nuestra aventura está próxima, y mañana o pasado estaremos paseando y disfrutando. Así como también lo son aquellos días en que programamos y organizamos nuestro próximo viaje, por eso pienso que un viaje se disfruta a lo largo, abarcando tres momentos: la preparación, el viaje en sí y cuando volvemos, con nuestra mente y alma llena de recuerdos inolvidables.

     Pero ahora nos ocuparemos de una parte clave: armar las valijas, que en este viaje es una sola. El viaje es relativamente corto y básicamente nos vamos a dedicar a disfrutar de Disney con hijos y nietos, y por supuesto,  haremos alguna compra en la meca del shopping: Miami.

     Cada uno de nosotros dos (marido y yo), lleva su valija y cada uno la prepara. Enfrentados al único elemento que trasladará nuestro micro mundo durante 10 días, hay que pensárselo bien:

  • acomodar la ropa y cosas que llevamos de modo que todo entre
  • que llegue en buenas condiciones de planchado
  • y por supuesto, lugar para las futuras compras!!

     Tenemos la suerte de contar con estas valijas modernas de la marca Rimowa, rígidas y livianas, que se abren como un libro, quedando mitad de la ropa de un lado y mitad en la del otro. Como todas las cosas en esta vida, tienen ventajas y desventajas. Entre las desventajas: no se “estiran”, es decir, entra lo que entra y listo, no hay forma de ensancharla a la fuerza. Entre las ventajas: si hay espacio en la habitación, se abren y así se dejan los días que estemos alojados, evitando desempacar y empacar nuevamente al irnos, lo cual es muy útil en los viajes tipo “road trip” donde se suele estar una noche o dos en cada pueblo o ciudad.

     En este tipo de valijas se acomoda la ropa como en un cajón del armario y no hay necesidad de estar hurgando y metiendo la mano hasta el fondo tratando de encontrar ese traje de baño que quedó abajo de todo!

Suelo armarlas así:

  • en el viaje de ida, la ropa doblada en horizontal, como en un cajón, llegan mas planchadita.
  • en el viaje de vuelta, la enrollo tipo “rollito de toallla” así entran más cosas, porque ya viene más explotada por las comprar y regalos. Igual se puede hacer siempre tipo “rollito”, quedan bastante bien planchadas también.

Del un lado, toda la ropa:

  • una pila de blusas y remeras de algodón
  • una pila de sweaters y tejidos. En este caso, hay poco en la pila de sweaters porque Miami es un destino caluroso pero siempre hay que llevar alguno para sobrevivir al aire acondicionado que suele haber en locales y restaurantes.
  • una pila de pantalones y shorts
  • una pila de vestidos
  • ropa interior y pijama (es mas útil que el camisón en un viaje) en un pequeña bolsa de tela,( que a veces traen los zapatos al comprarlos nuevos

 

Del otro lado: todo lo “amorfo”:

  • zapatos: sandalias, zapatillas o sneakers y ojotas o flip flops (todo adentro de una bolsa de tela o nylon)
  • una cartera o bolso para andar todo el día, un bolsito pequeño para salir a cenar
  • una bolsita con cables: adaptador universal, cargador extra, pequeña balanza para valijas(para un destino como Miami es súper importante para estar seguro de que la valija no pase los 23 kg!!)
  • estuche de cosméticos: aquí entra todo los implementos del baño (cepillo de dientes, pasta, cepillo de pelo, etc), la bolsita de cosméticos y finalmente  los remedios de uso diario y “por las dudas” que siempre llevamos.
  • una campera o blazer, si no lo llevamos con nosotros, que siempre es necesario.
  • finalmente: un bolso extra, de esos flexibles que se aplastan, por si necesitamos a la vuelta más espacio (seguro!). Si tienen carry-on también pueden guardarlo a la ida en la valija y a la vuelta traerlo como equipaje de cabina.

En mi cartera de mano, además de lo habitual, documentos, billetera, tablet, cargador de batería de teléfono, llevo un saquito, o sweater finito doblado dentro de una bolsita ( habrán visto que me gusta organizar adentro de bolsitas). Mis hijas Marías viajeras, por supuesto también llevan laptop, y todas esas modernidades que se necesitan para estar conectadas al trabajo. Pero, a mi, que soy de otra generación con esto me alcanza y sobra para disfrutar de la vida y el viaje!


2 comentarios

Cristina · septiembre 13, 2018 a las 12:07 am

Buenisima idea la pagina! Voy a tomar en cuenta sus tips para mi proximo viaje!

    admin · septiembre 17, 2018 a las 10:59 pm

    Gracias Cristina!! Ojalá les sirvan!😄

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *