Explorando Tokyo

Después de un viajón de 12 hs primero y 13 hs después, con una espera de 6 hs entre ambos vuelos, llegamos finalmente a Tokyo!

Llegados al aeropuerto de Narita, hay varias opciones de traslado al centro de la ciudad:

  • el tren Jr tiene un express hacia TokyoStation y desde ahí, taxi o subte
  • taxi normal (imposible porque es carísimo)
  • el Airport Limousine Bus, que es un bus que te lleva directamente a determinados hoteles, la gran mayoría de todos los conocidos.
  • también hay un shuttle mas económico que te acerca a la Tokyo

Utilizamos el Airport Limousine Bus, que resultó una excelente opción, su costo es de alrededor de 28 usd/ por persona. Es muy sencillo llegar al lugar donde venden los tickets y a la parada, está todo indicado. Podría  pensarse que es un aeropuerto complicado, sin embargo es muy amigable, todo bien señalizado. Una vez en el Bus nos dirigimos al centro de Tokyo que queda a 65km de Narita.

Un tip interesante: antes de salir de Buenos Aires alquilamos un router a MIOWIFI, con datos ilimitados y hasta 5 dispositivos en forma simultánea a usd 8/día, teniendo en cuenta que en Asia no sabíamos con cuánto wifi contaríamos, es muy cómodo en esta vida moderna estar siempre conectado.

Hotel Península

Nuestro hotel, el Península, estaba en Ginza, creo que es una zona muy recomendable para hacer base, está muy conectada a la red de subtes, es elegante y a la vez llena de comercios. Y además tiene un 7 Eleven cruzando la calle que resultó de lo más útil: para comprar agua mineral, sandwiches para algunas cenas y hasta un ATM.

Con la compañía Tokyo Walking Tours, contratamos una guía en español para un día, que resultó un hallazgo! Recorrimos con Keiko (nuestra guía) lo mas significativo de la ciudad desde las 9 a las 16 hs:

Mercado Tsukiji

el mercado Tsukiji. Este mercado, como sucede con muchos otros del mundo, es la mejor vidriera de la vida cotidiana de Tokyo. Son unas pocas cuadras pero llenas de toda la variedad de comidas de Japón, desde pescado fresquísimo, jureles, erizo, y todo lo que existe en el mar para comer (que para Japón es todo!) hasta frutas exóticas, muchas de ellas desconocidas, pasando por carnes y productos en conserva. Además cuenta con un apartado especial para las ostras, que las tienen muy buenas! Si van temprano pueden desayunar allí y si no, siempre se puede picar alguna ostra o aperitivo de algas, que son riquísimas.

– el barrio de Ginza. Que podría decir de este tradicional y elegante lugar para hacer shopping? Solo que aunque los bolsillos no alcancen para Gucci o Chanel hay cosas que sí se pueden hacer: entrar en las grandes tiendas Mitsukoshi o Ginza Six para admirar su arquitectura y comer. Sus patios de comida tienen muy lindas vistas y lugares para almorzar un ramen o tempura.

Ginza

Para shopping, también tenemos Harajuko, con su avenida Omotesando (que compite con Ginza), y Shibuya,  con un montón de tiendas mas accesibles.

Hay que hacer una mención con respecto a todo lo que sea producto de tecnología y electrónica, Japón es un paraíso. En las tiendas especializadas, hay desde electrodomésticos hasta chips diminutos, pasando por todo lo imaginable en el medio.

Harajuko

Hay dos lugares que habría que visitar por lo divertidos que son: la calle Takeshita-dori en Harajuko, para ver los pintorescos adolescentes japoneses y el cruce de Shibuya, por lo extraño que resulta ver cientos de personas cruzando en distintas direcciones sin chocarse. En el cruce, mucha gente sube al Starbucks que está en una de las esquinas, yo recomiendo el cafecito de L’Occitane en otra  esquina, con muy buena vista y mucho mas tranquilo!

Las calles de Shibuya

Cruce emblemático de Shibuya 

Todo el recorrido ese día lo hicimos en subte con un boleto diario, que cubría las dos compañías que existen: estatal y privada. Este aprendizaje con Keiko sirvió para el día posterior para pasear por nuestra cuenta. También debo aclarar que el subte, una vez comprendido el sistema, es manejable y esta todo indicado en letras del alfabeto occidental (además del japonés claro!).

De la comida (siempre importante!!) diré que resultó muy sabrosa, además del conocido sushi, probamos el ramen (caldo delicioso), los dumplings, los fideos (yakisoba), el tempura en muchas variantes, todo delicioso. Un poco flojo, la parte de postres y dulces.

Ramen y Dumplings

En resumen Tokyo es una ciudad fascinante, con gente amabilísima, que nos dejará ganas de volver!

Luego de este pequeño recorrido por Tokyo nos queda gran parte del viaje por transcurrir. Tuvimos la oportunidad de conocer tantos lugares que vamos a ir contando de a poco en distintos posteos.

Hotel Península: https://www.peninsula.com/en/tokyo/

Tokyo Walking Tours: https://www.tokyowalkingtours.com/

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *